El láser emite muy rápidamente mucha energía que es absorbida por los tatuajes y manchas cutáneas destruyendo nada más los pigmentos, sin afectar a la piel cercana ni producir cicatrices.

En el caso de la eliminación de manchas de la piel, se suelen realizar entre una y cuatro sesiones de 15 minutos con un período de cuatro semanas entre ellas.
Para la eliminación de tatuajes, y dependiendo de sus características, normalmente se necesita alguna sesión más en función del color, profundidad y tamaño.

Contacte con nosotros y acuda a nuestro centro, estamos en Algeciras.